viernes, 15 de abril de 2011

Anoche cupido vino para hacerme una visita, como de costumbre entraba por la ventana y se sentaba en mi cama esperando a que despertara; pero no lo hice, mantuve los ojos cerrados pegando fuerte las pestañas, notaba su presencia pero no queria hablar con el esta vez, con la ultima ya me bastaba; me mintio, me hirió y ahora me siento cabreada, se acabó  mi corazón está cansado para otra charla más..

1 parada/s en la via láctea:

Human dijo...

Cupido llega a ser tan cruel que puede que sea uno de los personajes más odiados de la historia.

Publicar un comentario